FALLECIÓ QUINO

Con gran pesar inauguramos las entradas de nuestro blog, en esta nueva estapa de la web de Hocus Pocus Librería, con la triste noticia de la partida física del genial Joaquín Lavado, más conocido como Quino, el padre de Mafalda. Pero por suerte, como pasa con los grandes autores, su obra nos queda para siempre, tanto las tiras de esa chiquita mordaz y auda que supo ver la realidad del paìs y el mundo como nadie junto a sua amigos y otros memorables personajes cuanto el resto de su obra dedicada al humor gráfico. A modo de homenaje, repasaremos brevemente su monumental obra.

Quino nació en Mendoza en el año 1932. De padres españoles que llegaron a la Argentina en 1919, ganó su apodo -que se transformaría en seudónimo artístico más tarde- para diferenciar al pequeño Joaquín de su tío ilustrador, también llamado así. En 1945 comenzó a estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Mendoza hasta los 17 años cuando, tras la muerte de su padre, abandonó los estudios con la intención de convertirse en historietista. Lugo de hacer el servicio militar, en 1954 se instala en Buenos Aires donde publica su primera página de humor en el semanario «Esto es» y luego llegaron varias publicaciones más para las revistas Leoplan, Tv Guía, Vea y Lea, Damas y Damitas, Usted, Panorama, Adán, Atlántida, Che, el diario Democracia, y otros…

Luego comenzó a publicar, regularmente, en las revistas Rico Tipo, Tía Vicenta y Dr Merengue. Tuvo un período en que se dedicó al dibujo publicitario. En 1963 publica su primer libro recopilatorio: «Mundo Quino«.

Fue ahí que le encargan una tira para una publicidad encubierta de electrodomésticos de la marca Mansfield, naciendo así el personaje Mafalda. La campaña no llegó a realizarse, pero la primera historia de Mafalda se publicó en Leoplán y de ahí pasó a publicarse en el semanario «Primera Plana«. Entre 1965 y 1967 se publicó en el diario El Mundo, y salió el primer libro recopilatorio y comenzó a publicarse en otros países Italia, España (donde la censura obligó a rotularla como «para adultos») y Portugal. A final de 1967 la publicación de Mafalda se interrumpe por el cierre del diario El Mundo, pero en 1968 se reanuda en la revista Siete Días.

En 1970, comienza a publicar chistes gráficos en el Triunfo de Madrid. En 1972 firma contrato para la realización de una serie animada de Mafalda y se publica su libro «A mi no me grite». Finalmente, en 1975, Quino abandona la tira «Mafalda«, según por sus propias palabras, porque se le agotaron las ideas, y se traslada a Milán donde continúa haciendo humor gráfico. En 1979 se publica el libro «Gente en su sitio«. En 1982, el Salón Internacional de Humorismo de Montreal lo nombra Cartoonist del Año. Ese mismo año se publica el libro «Ni arte, ni parte«. Al otro año publica «Quinoterapia«. En 1987, «Si, cariño…» En 1989, para el 25 aniversario de Mafalda se publica «Mafalda Inédita» y también sale el libro «Potentes, prepotentes e impotentes«. En 1991 se publica: «Humano se nace» y al año siguiente, en Madrid, se organiza la exposición «El Mundo de Mafalda» -que será la primera de muchas exposiciones en todo el mundo- y se publica «Toda Mafalda», cuya primer edición de ese mismo libro de Ediciones de La Flor, verá la luz en 1993 junto con el libro «Yo no fui«. En 2007 se retira oficialmente del dibujo, aunque se siguen publicando sus tiras. Es en 2009 cuando, la revista Viva deja de publicar su página de humor tras una carta suya anunciando su retiro definitivo.

Fue declarado Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Bs As en un emotivo acto en la esquina de Chile y Defensa del barrio de San Telmo donde se inauguró la estatua de Mafalda sentada en un banco de plaza -que luego se les unirían las estatuas del resto de la pandilla- y descubren una placa en el frente del edificio donde vivía Quino y el cual sirvió de inspiración para la casa de Mafalda.

El humor de Quino es ácido, y se enfoca casi siempre en la miseria de la condición humana abarcando un amplio abanico de temas como la burocracia, la política, la autoridad, las instituciones, y otros aspectos más cotidianos como la gastronomía, la psicología, etc…

Como datos curiosos podemos mencionar que a Quino, en 1977, se le encargó realizar la ilustración para la «Declaración de los Derechos del Niño» de UNICEF; y en 1988 Dibuja un cartel para el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino conmemorando los Derechos Humanos y los cinco años de democracia en Argentina.

Nos deja un legado enorme. Todo su humor, su visión aguda de la vida y del ser humano y la entrañable Mafalda y sus amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.